Documento sin título

HADALUNA

TODOS SOMOS UNO MISMO CAMINEMOS DE LA MANO Y LUCHEMOS POR NUESTRO PLANETA

 

 

POEMAS

HOLA

MIEDO DE TU AMOR NO MAS A TI MI SOL

 

LO QUE ME HACES SENTIR NO SE COMO SACARTE DE MI MENTE POR TI SI SUPIERAS DUELE UN FINAL ASI




QUE GANAS

Que ganas tengo de conocerte, de hacerte sonreír, de que tus ojos perfectos me miren por un instante y se roben mi sueño por las noches.

Que ganas tengo de conocerte, de encontrar en ti algo más que una caricia, de caminar a tu lado en una tarde lluviosa y con la excusa de que no te mojes, poder abrazarte.

Que ganas tengo de conocerte, de dejar de buscar en las estrellas lo que encuentro en tu sonrisa, de inventar mil locuras para poder acercarme.

Que ganas tengo de conocerte, de compartir un helado contigo, de escuchar mi nombre en tu voz, de robarte un solo pensamiento.

Que ganas tengo de conocerte, de decirte hola todos los días, de dejar de crearte en mi imaginación.

Que ganas tengo de conocerte, de ser parte de tu mundo, de mirarte a los ojos en silencio, de visitar de vez en cuando tus sueños.

Que ganas tengo de conocerte, de sin ser un día especial, sorprenderte con una flor, de saber como contentarte, después de haberte enojado conmigo.

Que ganas tengo de conocerte, de contarte mis problemas y en tu sonrisa encontrarles la solución, de simplemente sentarme contigo y tener una linda conversación.

Que ganas tengo de conocerte, de escribirte un millón de poesías con las nubes, de arriesgarme contigo y vencer el miedo a perder, de levantarme cada día sabiendo que te voy a ver.

Que ganas tengo de conocerte, de sentir tus manos, de compartirte mis sueños, de que seas parte de mis días.

Que ganas tengo de conocerte, de seguir tú camino y llegar hasta el cielo, de guardar tu mirada en un instante del tiempo.

Que ganas tengo de conocerte, de perderme en tus palabras soñando con tus labios.

Que ganas tengo de conocerte, simplemente conocerte.

INICIO

TU

TU

 

 

 

Miedo de tu amor

 

Tengo miedo de tu piel,
porque me tiene atrapado
como una mosca en la miel.

Me dan pánico tus labios,
porque después de besarlos,
te juro cariño mío,
lo dulce me sabe amargo.

Me da miedo tu mirada,
bella, tibia, limpia, clara,
porque al cruzarme con ella
dentro de tus ojos vivo
y fuera no existe nada.

Tengo miedo de quererte,
porque después de probarte,
vivir sin poder tenerte
no es vida, es mil veces muerte.

INICIO

lagrima1.gif image by zaida_37

No más

Me he guardado esto por mucho tiempo
y no se por que lo escondo
quizás sea el temor al rechazo
el miedo a no ser amada por ti
pero ya no puedo mas
este sentimiento oprimido en mi corazón
me esta matando lentamente y ya no puede seguir ahí
así que te lo voy a decir
desde que te conocí mi mundo cambió
mi forma de ver la vida ya no era la misma
todo parecía ser mejor
el sol me parecía brillar mas
al suave sonido del viento eran como voces diciéndome tu nombre
te empecé a amar sin poder evitarlo
te lo juro que si lo hubiera podido detener
lo habría hecho por que yo se que tu tal vez no me ames
y esto te haga sentir comprometido conmigo
pero nada me haría mas daño
a que me inventaras un amor que no esta en tu corazón
ahora que lo sabes quiero saber que piensas
quiero que me dejes conocer tu alma
y si sientes lo mismo que yo siento por ti
no tengas miedo
no tengas miedo de decir lo que sientes
ni de salir lastimado
te prometo que voy a dar todo de mi
voy entregarte mi alma
y dejar que conozcas en mi
lo mejor que hay en la vida
el amor que siento por ti.

 

INICIO

 

YO

A TI MI SOL

 

Dime qué hago con esto que queda dentro mío, que después de no tenerte y cada vez que te veo sale sin permiso y una vez más, estoy rendida a ti.

Con una sola mañana en que amanecí a tu lado, bastó para saber que me estaba enamorando de ti.

Así, sin querer, solo sucedió, porque el primer día que te vi tu sonreír y tu mirada me cautivaron, ese brillo espectacular en tu rostro jamás lo percibí en nadie más, y que hasta la fecha sigue siendo en lo que pienso al final del día y lo primero cuando despierto.

Cada vez que sueño contigo, me gusta imaginar que duermes pensando en mí, una idea vaga de lo que quisiera que fuera.

Recordar lo que vivimos juntos, es querer repetirlo, pues cada instante compartido es inolvidable, si hubiese sabido que todo eso iba a pasar, no hubiera dudado en quererlo experimentar a tu lado.

Fue maravilloso, único. ¿Con quién compartir cada palabra que tú mi sol, me regalaste un día? “Cielo, amor, hada, hermosa etc.…” si nadie más que tú y yo sabemos lo que pasó.

Forrada de lindos recuerdos y palabras me quedo yo, complacida de que me hayas elegido para hacerte feliz, aunque solo fueran unos cuantos días.

¿Será que aún comprendes la hermosura del cielo cuando me ves?... Cuando quise darme cuenta, cosas inesperadas sucedieron, la única opción: distanciarnos, y fue ahí donde me encontré caminando sola, confundida.

Aunque me dolió, me propuse ignorar muchos comentarios y actitudes, y de esa manera aceptar lo que pasaba, me resta ahora tratar de encontrar mi equilibrio, convenciéndome de que es mejor así, pero cada noche me duele recordar, te echo de menos, no te puedo olvidar.

Cada día busco tu sonrisa para que me devuelva la mía… Sonrisa que permitía imaginar cosas hermosas que podría vivir a tu lado, pero creo que solo fue eso, imaginación.

Mutilado quedó mi corazón cuando supe que no eras para mí, pero que fuerte corazón, ya que muerto te sigue amando y cada uno de los pedacitos tratan de unirse con la esperanza de que lo vuelvas a tocar, de volverte a escuchar diciendo que me puedes amar.

Fue por ti que mi vida cambió, cuando pensé que no saldría el sol, llegaste tú a tomar su lugar.

Sembraste una esperanza en mí, de algo mejor, de mucho amor, pero solo así quedó, pues esa idea no creció... Será que me enamoré de una idea y no de una realidad... Viví un amor callado, que cada día que pasaba quería gritarlo, sacarlo de mí, pues aumentaba con cada mirada, con cada palabra, con cada roce...

Muchos días me pregunté ¿Por qué Dios te puso en mi camino? y ahora parece que solo nos quiere lejos uno del otro... Pero entiendo porqué sucedió así, aún tengo un deseo…

Y no es volver a escuchar “Te amo o te quiero”, sino… un “Te amé o te quise”… ¿Será que sucedió? No encuentro mi sol, su brillo se está opacando… Yo cielo me estoy nublando.

 

INICIO

MI CORAZON

LO QUE ME HACES SENTIR

 

No recuerdo la primera vez que pensé en besarte, fue sólo una idea fugaz que cruzó mi mente, pero sólo fue eso, la primera.

Una vez tras otra la idea aparecía en mi cabeza, y a veces no sólo como una idea, sino como un fuerte deseo. Quería abrazarte contra mí y fundirme contigo, pero jamás lo creí posible. Era como ese sueño inaccesible que debes contentarte sólo con soñar, como ese amor imposible que nunca podrás tener, pero, bien sueño, bien amor, me valía con que existiese, pues me hacía sentirme bien, divertida, en ocasiones llegaba a avergonzarme de mis pensamientos tanto que los colores poblaban mi rostro.

Pero el otro día, un rayo de esperanza iluminó mi deseo, descubrir lo que habías escondido en tu corazón y tu mente tanto tiempo, me hacía temblar de emoción, me hacía estremecerme, y casi no podía escribirte en mi ordenador. Si te hubiese tenido allí, no habría podido resistir el no pegarme a ti hasta quedarme sin aliento. Lo que había deseado y temido a la vez, ¡se estaba haciendo realidad! También habías pensado besarme, también querías hacerlo, y no podía creerlo. Dejé que hablaras, dejé que te confesaras conmigo, que sacases todo aquello que te agobiaba, y luego, fue mi turno. El corazón quería salírseme del pecho, apenas atinaba a escribir, y las lágrimas empañaban tanto mis ojos que casi no podía ver la pantalla. Sólo el ordenador me unía a ti, y, precisamente, era lo que me separaba de tu lado.

Ese día, viví en una nube, sólo pensaba en ti, en cómo sería besarte. Recordaba momentos a tu lado, tus ojos, tus sonrisas, tus bromas… sólo quería verte, pero tú no estabas.

La noche siguiente acortó un poco el hilo que unía mi nube a la tierra. Existía un fantasma en tu vida que se interponía ante mí. Tus continuas comparaciones con ella, tus recuerdos, tu idolatración por aquel momento, ponían una barrera entre tú y yo.

Pero no importa, creo que podría romperla y acercarme del todo a ti, tocarte sin que me rechaces por miedo a lo que sientes, mirarte sin que te dé vergüenza que sepa lo que esconde tu corazón, hablarte en susurros al alma compartiendo los sueños, besarte sin tener que preguntar primero. Eso es lo que deseo ahora, lo que he deseado sin saberlo más tiempo del que creí. Sé que tienes miedo, y mentiría si dijese que yo no. No sé qué puede ocurrirme mañana y, ante todo, sé que no quiero herirte, pero no puedo evitar desear besarte pese a todo. Lo que siento por ti me empuja sin control hacia delante, a tratar de vencer el miedo, a olvidar el mundo que nos rodea, a crear un instante en el que sólo existamos tú y yo y alargar ese instante eternamente.

Quizá son castillos en el aire, pero hace tres días que nos confesamos y sólo puedo pensar en ti, en cómo será la primera vez que pruebe tus labios, en dónde sentiré tu calor mientras nos abrazamos, en cuál será la excusa que haga posible este sueño.

No puedo evitarlo, en cada clase te tengo en mi cabeza, cuando voy en metro o en bus no puedo leer porque no me dejas, estoy hablando con alguien y, de repente, esa sonrisa de “estúpida feliz” aparece en mi cara. Sólo han pasado tres días y toda mi cabeza gira en torno a ti, no puedo evitar nombrarte a la menor ocasión, releer nuestras conversaciones una y otra vez, el cuento que me mandaste, cuyo final desearía que fuese el nuestro.

Sé que no sería fácil, pero eso no me importa; sé que en unos meses te marcharás y un año se interpondrá entre tú y yo, pero no me importa; sé que tienes miedo, pero no me importa; sé que sigue existiendo un fantasma, pero no me importa… No sé si lo entiendes, pero no me importa nada que no sea lo que siento por ti y lo que puedas sentir tú por mí. ¿Qué es? No me atrevo si quiera a imaginarlo, sólo sé que me está haciendo extrañarte como a nadie, que sé que estás a dos horas, pero me parecen dos años; que me hace latir el corazón tan acelerado cuando pienso en ti que sólo puedo oírlo a él; que me hace temblar como un flan aunque aparente serenidad al mundo; que me hace temer besarte una vez porque no sé si sabré parar después.

No entiendo qué ocurre, ni porqué, sólo sé que te has metido en mi vida y no quiero que salgas porque te quiero.

INICIO

AMOR

 

NO SE COMO SACARTE DE MI MENTE

 

 

BART:

No se como sacarte de mi mente, te pienso a cada momento todos los días; cada minuto que pasa es como si me olvidará de ti pero al minuto siguiente te vuelvo a recordar.

El día en que más pensé en ti fue cuando me dijiste que te estabas enamorando de mi, pero que no podía ser de esa manera, ese día mi corazón al escuchar esa palabra llego a estallar de alegría, te juro que creí que ese día no iba a llegar jamás pero llego y así fue.

Todas las noches que me siento a ver las estrellas en el patio de mi casa pienso en tu sonrisa, tu cara, en vos. Espero que llegue alguna ves ese día en que vuelvas a decirme que te estas enamorando nuevamente de mi, ese podría ser el día más feliz de mi vida.

El tan solo pensar que estas con otra persona, pienso, si esa, va a llegar a amarte tonto como yo te amo, si te perdonara tantas cosas como yo lo hice, si te cuidara de la misma manera que yo te cuide, si conocerá cuales son las cosas que te gustan y si sabrá que al tocarte el cuello te duermes, te conocerá como yo te conozco.

No se como expresarme bien a la hora de estar a tu lado por que es como una timidez, la que entra en mi, como que las palabras no quieren salir y a la hora de decirte adiós me arrepiento, entonces la única manera que no me cuesta expresarme por carta, se que es algo muy de niños todo esto, pero es un niño que todavía lo tengo dentro mío.

Tú fuiste la persona que me hizo dar cuenta que el amor si existe y que no es un tan solo uno palabra más, sino que es un sentimiento que sale de lo más interior y profundo de una persona.

Espero que algún hombre pueda hacerte feliz, pero no creo que será lo suficiente, como yo lo haría y como es tanto el amor el que te tengo espero que encuentres esa persona que te haga feliz, por que eso es lo que deseo, que seas feliz y que no pierdas la oportunidad como la perdí yo.

Mily: siempre estarás en mi corazón para toda la eternidad y que siempre serás mi amor y tan solo mi único amor.

Te amaré por siempre mi amor.

INICIO

DIA

Por ti

 

En esta tarde tan triste, solo puedo pensar en ti.
Es que tu eres lo que me hace falta, para terminar con esta tarde gris...

Mi mente te piensa a cada instante, mi corazón late solamente por ti, y es algo más fuerte que mi voluntad y no puedo prohibirle a mi mente que piense, ni a mi corazón que sienta un amor tan fuerte y grande por ti.

Solo vivo pensando con tenerte, lo deseo tanto y lo voy a desear siempre.

Y cuando te vea te voy a hacer sentir cosas inexistentes, que solo son capaces de crear un hombre y una mujer que estén enamorados realmente, porque el amor es algo muy fuerte capaz de crear cosas tan ricas e inexistentes.

INICIO

A

SI SUPIERAS

Desde que nuestras miradas se cruzaron aquella mañana me flechaste con tu profundidad. Y es que tan solo si supieras que, te observo desde lejos, admirándote. Que desde aquella esquina te veo se quien eres, te miro y no has descubierto que en cada mirada mía te entrego mi corazón.

No te das cuenta que me hieres cuando ni siquiera notas que te estoy observando. Solo tengo para decirte ''Hola yo existo...'' ella no es para ti, ella no te va a cuidar, a mimar, a querer como yo lo haría, solo quisiera que te dieras cuenta de eso. Una sola cosa te pido: ¡No juegues con mis sentimientos de esa forma

INICIO

 

E

DUELE UN FINAL ASI

Eres lo mejor que he tenido en mi vida… pero duele un final así. Sellaste mi corazón aquella noche de noviembre ¿cómo olvidarlo? éramos tan solo unos niños, el amor era algo para jugar y molestar con nuestros amigos de la colonia, no sabíamos que era algo guardado para nosotros dos.

Como olvidar ese entonces, me sumerjo en lo más profundo de mi corazón y me dejo llevar por tan bonito recuerdo “nuestro amor”: las horas en el colegio eran largas para poder llegar a casa y esperar que pasaras con tu papá y verte, bajar de aquel hermoso BMW que lo opacabas con tu belleza y al contemplarla se convertía en mi luz y era como un premio por haber aguantado tanta agonía en el colegio, pensándote.

Es imposible tratar de borrar el instante donde me hicieron saber que me amabas. Es la felicidad que ni la muerte te puede arrebatar. Hacía mi tarea de la casa, del colegio rápidamente para poder verte, me hice el mejor amigo de tu hermano, le regalé todos mis juguetes para que me dejara jugar con él y poder tenerte cerca.

Me hiciste mejor persona, estudiaba más porque sabía que me dejarían jugar, obedecía a mis padres porque me dejarían salir y poder verte, ayudaba a tu hermano a lavar carros para agradarle a tu familia, siempre a pesar de mis limitantes trataba de impresionar a tu familia, así fui ganando la confianza y aprecio de cada uno de ellos.

Pero lo mejor de este amor, tu sentías lo mismo, podía observar tu semblante cuando cruzaba la puerta, era un lenguaje mudo, nos conformábamos con tenernos el uno al otro a escasos metros, pendientes uno del otro aún haciendo otras cosas, eras mi vida no había nada que quisiera más, que verte, me desesperaba te veía de mi terraza entonces tu salías a la tuya, y de repente no importaba mas la luna, si no brillaba, mi corazón si no palpitaba, mis pulmones si no respiraban, se volvía en un momento único e irremplazable.

Sin pensarlo y con el tiempo volando llego la edad del noviazgo, la primera vez que hablamos fueron horas, nos tuvieron que entrar nuestros padres, fue un desahogo de años de amar en silencio, no hablamos de amor, hablamos de cosas insignificantes que habíamos hechos en las cuales sabíamos perfectamente que habíamos compartido uno con el otro en nuestro pensamiento.

Luego un día de diciembre, te tomé de la mano y te declaré mi amor, sujetándote de tu suave mano caminamos a la esquina donde se encontraba nuestro árbol, donde tanto tiempo pensé en ti, y donde tu esperabas sentada a que yo saliera, y te besé.

Nunca antes había besado, así que en ese momento no sabía que nunca volvería a sentir lo mismo, ni tan siquiera cerca hasta ahora así es.

Luego te mandaron a otra ciudad a estudiar y mi corazón roto, en pedazos vio como muchos años de amor se despedazaron, cuando aquel domingo te subiste al carro y tu mirada volvió a mí: “Te amo, eres lo mejor que me ha pasado, yo te llamaré…” Dijiste…

No salía, no comía, no podía ordenar mis pensamientos, pasé un día entero esperando tu llamada, y nunca llegó… ¡espera! en el momento menos indicado y cuando justo empezaba a tener aliento, tu llamaste, y fue en ese preciso instante donde supe que me engañaba a mi solo, que no podía vivir sin ti, que tú eras la luz que buscaba, la razón de vivir, la pasión por la que me levantaba todos los días.

Fue la sequía de mi alma y la desesperación de mi ser, que no podía aguantar más con solo oír tu voz, no pude contenerme, mi alma estaba podrida, el aire de mis pulmones no quería circular, el corazón herido suplicaba a gritos sentir tu aroma de mujer, sentir tu calor.

Y fue como decido con mis 16 años tomar la decisión de ir a verte y así fue. Hay amor, es tanto lo que te amé. Y fue tanto lo que me amaste. Fueron 6 años de felicidad tanto derroche de amor que no puedo aceptar que no estemos juntos.

Sueño como seríamos juntos, sueño regañando a mis hijos y tú consolándolos, sueño a que construyamos nuestra casa desde el inicio, que compremos un hermoso carro, ¡ay! tantos sueños… pero… prefiero soñar, porque cuando me levanto, miro a tu casa y tú no estás, ya no vives ahí, vives en la casa de mi mejor amigo… ahora tu esposo.

Solo las calles y nuestro árbol, son testigos del amor que nos juramos.

INICIO

 

MAS